Ayuno intermitente

El ayuno intermitente es la forma de alimentación más natural. Lo que constituye una anomalía es el comer de manera regular de 3 a 5 veces todos los días.
Nuestro metabolismo está preparado para aprovechar los períodos de “descanso digestivo” para dedicarse a funciones de limpieza y detoxificación.
Nuestro cuerpo está, pues, bien adaptado al ayuno, es decir, a privarse de alimento durante un período de tiempo. Es un estado metabólico normal al cual el cuerpo está perfectamente adaptado.

Comer, comer, comer

El alimentarse regularmente varias veces al día (muchas veces sin ni siquiera sentir hambre) es una costumbre relativamente reciente que no permite la correcta renovación celular, liberación de toxinas y productos de deshecho o la quema apropiada de grasas.
Las consecuencias son: el sobrepeso (mal endémico de nuestra sociedad), una “epidemia” de diabetes y de otras enfermedades como la hipertensión, la artrosis, enfermedades cardiovasculares, neuro-degenerativas, etc.

Las 3 etapas del ayuno

Cuando se deja de comer, al cabo de 12 horas se agotan las reservas de azúcar en sangre. La glicemia disminuye y el pancreas empieza a segregar glucagón, una hormona que va a mobilizar las reservas glucídicas almacenadas en el hígado y en los músculos. Esta fase puede durar de 12 a 36 horas, según las reservas y la actividad física.

A partir de las 24 horas, el organismo pone en marcha otro mecanismo adaptativo produciendo la glucosa a partir de las proteinas y las grasas.

Tras dos o cuatro días, para salvaguardar las proteinas, el organismo empieza a usar otro tipo de carburante: los cuerpos cetónicos que provienen de la combustión de grasas. A partir de ese momento el ayuno puede ir hasta los 40 días para un organismo de tipo medio.

¿Régimen hipocalórico o ayuno intermitente?

El organismo se adapta a un régimen hipocalórico (comer menos) mantenido en el tiempo. El metabolismo disminuye a medida que lo hacen las calorías ingeridas. Al principio se consigue adelgazar, pero llega un momento en el que, al disminuir el metabolismo sus necesidades, se deja de hacerlo. A partir de ahí, lo más normal es volver a ganar peso. El 85 % de los regímenes hipocalóricos acaban en una recuperación del peso inicial y de su superación…
Sin embargo, el ayuno intermitente no disminuye el metabolismo, sino que al contrario, lo aumenta, de un 3,6 % a un 14%. Se consume energía, el nivel de insulina se mantiene bajo, aumenta el de la hormona de crecimiento, disminuye la retención de agua y se pierde rápidamente el peso sobrante.

El ayuno intermitente en la práctica

Todo empezó allá por 1.894, cuando el Dr. Dewey propuso su plan “sin desayuno” para dar descanso al sistema digestivo sobrecargado. De este método ha aparecido hoy el “ayuno intermitente 16/8”.
Consiste en abstenerse de cualquier aporte calórico durante 16 horas. No se trata de una restricción calórica, sino de repartir las calorías que se ingieren habitualmente en un período de 8 horas. Por ejemplo, si se cena a las 10 de la noche, no se volvería a comer hasta las 14:00 del día siguiente. Sí es posible beber agua, infusiones o café, pero sin nada de azúcar ni otros añadidos.
También es posible saltarse la cena, en vez del desayuno, y no comer nada desde las 15:00 o 16:00 hasta las 7:00 u 8:00.
Esta pauta puede ser diaria, o al menos de dos o tres veces por semana. Con la práctica se puede ampliar a 18/6, 23/1 e incluso una vez a la semana de 24 a 36 horas de descanso digestivo.
Una buena práctica adicional para aumentar los beneficios del ayuno intermitente es realizarse una lavativa para limpiar aún más el intestino grueso.
Se pueden sentir “ganas de comer” a la hora habitual, pero eso no tiene nada que ver con verdadera hambre. El cuerpo tiene bien altas sus reservas energéticas y lo que se siente es más bien la adicción al azúcar o el simple reflejo condicionado de comer a ciertas horas. Basta con centrarse en otra cosa, hacer respiraciones profundas, una sesión de yoga, o distraerse con cualquier cosa para que nos olvidemos de esas”ganas de comer”.

Beneficios del ayuno intermitente

Ya es bien sabido que dejar descansar el sistema digestivo durante varias horas le es muy beneficioso. Además de permitirle acabar la anterior digestión por completo, se recupera restaurando sus mucosas y mejorando su microbiota.
Al empezar el ayuno intermitente se produce un aumento de la hormona de crecimiento y de la testosterona. La hormona de crecimiento recibe también el nombre de “hormona de la juventud”, pues interviene en los procesos de regeneración del organismo; contribuye a la masa muscular, estimula la regeneración de los tejidos y la recuperación. Su producción disminuye con la edad. El ejercicio físico y el ayuno estimulan su producción. Se ha medido que la producción de hormona de crecimiento se diapara desde un 1.000 % en mujeres hasta un 2.000 % en hombres a las 24 horas.
La otra hormona relacionada con la ganancia muscular, la líbido y la vitalidad, la testosterona, aumenta hasta un 180 %.

Por lo tanto, lo ideal sería asociar el ayuno con el ejercicio, idealmente la musculación, antes de hacer la comida, aprovechando que los niveles de hormona de crecimiento y de testosterona estarán al máximo. Además, el aparato digestivo se encontrará más receptivo para asimilar los nutrientes que ingieras en la siguiente comida (con aporte proteico preferentemente).

Existen numerosos estudios que demuestran grandes beneficios en el caso de diabéticos e hipertensos.

Otros tipos de ayuno

Una vez que se superan las 48 horas sin comer, el organismo entra en una fase en la que se van a amplificar tres procesos con beneficios muy interesantes para la salud: la cetosis, la autofagia y la destoxificación hepática.

En el hígado, los ácidos grasos del tejido adiposo se transforman en cuerpos cetónicos. A partir del tercer día de ayuno serán la fuente energética alternativa del organismo, con los siguientes beneficios:
– ofrecen un 25% más de energía que la glucosa, permitiendo que se mantenga una actividad física y mental óptima,
– reducen la producción de radicales libres, lo que reduce la inflamación de los tejidos y previene ciertos problemas neurológicos,
– entran directamente en las células, ahorrando el trabajo del páncreas y la insulina.

La autofagia es un proceso de limpieza y, sobretodo, de reciclaje de las células. Si este proceso no se ejecuta correctamente, puede dar lugar a distintas patologías. como las neuro-degenerativas, enfermedades infecciosas o cáncer. Es posible que gran parte de las patologías estén relacionadas con una pérdida de eficacia del proceso de autofagia.
La eficacia de la autofagia disminuye con la edad, pero el ayuno es una forma de activarla, manteniendo así las células en un buen estado durante más tiempo, permitiendo una vida más longeva y sana.
Durante la autofagia el cuerpo es capaz de “fabricarse” hasta 200 gramos de proteínas cada día partiendo de los “materiales usados” que consume (una alimentación normal aporta unos 70 gramos).
La autofagia es uno de los fenómenos que explican cómo la reducción calórica puede hacer aumentar la esperanza de vida.

El hígado es el órgano encargado de eliminar las toxinas, las moléculas químicas que provienen de los medicamentos, de las hormonas artificiales, los metales pesados, etc. Este proceso se amplifica durante el ayuno, mejorando la capacidad de limpieza de toxinas del organismo.

Conclusión

Los beneficios del ayuno en cualquiera de sus variantes son lo suficientemente interesantes para que se dediquen estudios a ello. Claro que la industria farmacéutica no lo va a financiar, pue no obtendría ningún beneficio económico…
El ayuno intermitente no tiene ningún riesgo; puedes ponerlo en práctica sin problema desde hoy mismo.
En cuanto a ayunos más prolongados, más allá de las 48 horas, estaría bien hacerlo bajo la supervisión de alguien competente en la materia.
No hay que considerar el ayuno como una terapia, sino como una medida de higiene. Cualquier beneficio que podamos obtener desaparece si no se mantiene un modo de vida saludable tras el ayuno.

Puedes encontrar más ideas y hábitos para mejorar tu salud y favorecer tu longevidad en este manual, pinchando el enlace: https://amzn.to/35BoyrT

Abrir chat
¿Tienes alguna pregunta?