Prem Rawat

He escrito distintos artículos acerca de algunos Maestros espirituales. Hoy quiero dedicar este a Prem Rawat, maestro indio que lleva hablando sobre la paz desde la temprana edad de 4 años.

Nació en 1.957, cerca de Haridwar, en la India. Su padre era un respetado maestro del norte de la India, al que acompañaba en sus enseñanzas. Desde los 4 años ya hablaba al público que se congregaba en torno a su padre. Y desde los 8, al morir su padre, tomó la responsabilidad de ser él el Maestro. Prem Rawat

En 1971 viajó a occidente: Reino Unido, Canadá y Estados Unidos. A partir de ahí se inicia su labor internacional. Se casa y se instala a vivir en California.

Su labor se puede resumir en hablar de la necesidad de la paz, en que ésta es posible y se encuentra en el interior de cada ser humano, y en ofrecer unas técnicas de meditación que llevan a experimentar esa paz.

En sus viajes, reúne a miles de personas. En la India hasta 300.000 personas en un solo evento. Ha hablado en foros e instituciones internacionales, como la ONU, el Parlamento Europeo, y muchas Universidades.

“Hay personas muy ambiciosas a las que no les importa, pero en mi opinión, son una minoría. La mayoría de las personas sobre la faz de la Tierra desea la paz, y si esto es verdadero, entonces la paz en la Tierra es un objetivo muy posible. La gente dice que no sucederá. Bien, dejemos que este tiempo pertenezca a los que creen que puede suceder, no a los que dicen que no”. Prem Rawat

Devoción al Maestro

Como maestro espiritual dentro de la tradición de la India, es habitual considerar como “divino”, encarnación de Dios, a la figura del maestro. Así, muchos de los seguidores de Prem Rawat le consideran “el” Maestro; es decir, que no hay más de su categoría, pues él sería la divinidad misma encarnada. Personalmente no he encontrado ninguna referencia de él mismo afirmando esto. Pero es habitual que los devotos fervientes, en su amor hacia su maestro, quieran hacer de él algo único y especial.

Visto objetivamente, Prem Rawat enseña en sus discursos lo mismo que otros muchos maestros hacen actualmente y han hecho a lo largo de la historia de la humanidad. Esto no le quita ningún mérito, por supuesto, pues estamos necesitados de maestros que nos recuerden el camino y nos guíen hacia él.

La devoción puede ser una gran ayuda. Hace crecer el amor y la confianza, y aquel que realmente siente en su corazón la devoción, puede ver facilitado su camino. Normalmente es algo que parte del alumno, del discípulo; el propio maestro no suele ponerse en una posición “divina” ni pide una devoción ciega hacia él.

Las “llaves” y el Conocimiento

Además de las interesantes e inspiradoras charlas que va ofreciendo regularmente por todo el mundo, Prem Rawat ofrece una herramienta útil para aquellos que están verdaderamente interesados en el camino interior. Estas herramientas son las técnicas del Conocimiento, un conjunto concreto de técnicas de meditación.

Como él mismo dice: “Ofrezco más que palabras. Ofrezco el modo de acceder a la experiencia de paz y plenitud interior. Lo llamo Conocimiento.”

Las técnicas que llama el Conocimiento serían el método para alcanzar a experimentar la paz interior. Las “llaves”, son una serie de vídeos que sirven de preparación previa a recibir las técnicas.

Durante la preparación, Prem Rawat pide cierto compromiso para poder recibir las técnicas: el darles una oportunidad en forma de práctica sincera de al menos una hora diaria. Así, Prem Rawat es de esos maestros que piden meditar más de una hora todos los días, mientras que hay otros que te animan simplemente a meditar, aunque sólo sea un minuto…

En mis artículos sobre meditación menciono esto ( https://elfarodeobjetivodespertar.com/meditacion-primeros-pasos/ ). Son distintas formas de presentar la meditación, cada una con su intención positiva. En el caso de Prem Rawat, la razón para pedir un mínimo de una hora diaria es que las personas se tomen en serio su práctica. Así obtendrán resultados más fácilmente. La pega es que muchas personas no seguirán el proceso precisamente porque tendrán la excusa (falsa, pero excusa) de no tener tanto tiempo para dedicar a la meditación. La otra opción, para evitar esa excusa relacionada con el tiempo del que se dispone, invita a meditar aunque sea un minuto, cinco, diez o veinte… Lo que sea, con tal de poder sentir los beneficios; entonces, por sí sola, la meditación se alargará.

Las técnicas

Por supuesto, no te voy a dar las técnicas del Conocimiento aquí. La razón es simplemente que me comprometí a no divulgarlas cuando me las dieron. Pero si te puedo hablar acerca de la importancia de las técnicas (cualquier técnica).

Primero, la razón del secretismo. De nuevo es para que la persona se lo tome en serio, no como algo de lo que alardear o sumar a más técnicas recibidas. Tomárselo como algo importante e insistir en ellas. De nada vale empezar a cavar un pozo, dejarlo al cabo de un rato, y empezar a cavar otro; seguir de esta manera sin cavar nunca lo suficiente para encontrar agua, es un esfuerzo inútil. De la misma manera, saltar de una técnica a otra no es lo recomendable. Lo mejor es encontrar la técnica que mejor le va a uno, y dedicarse plenamente a su práctica.

Ahora bien, ¿son estas técnicas mejores o más exclusivas que otras? La respuesta es no. Una técnica no es sino una herramienta para llegar al estado de Meditación. Lo importante es alcanzar ese estado. Formas de hacerlo hay muchas, innumerables. Cuando recibí las técnicas del Conocimiento, yo ya llevaba varios años en el Yoga, y conocía las cuatro. No fue nada nuevo. Lo que no significa que no sean buenas y efectivas. Lo importante es alcanzar ese estado interior. Descubrir la paz.

Frases del Maestro

Déjate inspirar por estas frases de Prem Rawat. Te invito también a que veas algún vídeo suyo, como el que aparece aquí abajo. Así podrás sentirlo y saber si se produce la llamada para pedir sus “llaves”.

  • “Cada persona que ha ido a su interior le dice a la humanidad: “Ojalá estuvieras aquí”, porque el hogar es el mejor lugar que hay, y el corazón es tu hogar.”
  • “Lo que disfrutamos, lo recordamos y no nos cansa. Así que disfruta de cada aliento”.
  • “Si tienes que preocuparte por algo, entonces preocúpate por el ahora”.
  • “Siente la alegría de estar vivo”.
  • “Llegó el momento de hacer realidad la paz personal”.
  • “La gente me pide mis bendiciones. ¿Porqué las mías? Has sido bendecid@ por lo divino”.
  • “Los momentos que se aceptan, se vuelven oportunidades”.