¿Eres víctima o tomas tú las riendas?

¿Soy víctima o soy “dueño” de la situación?

¿Eres víctima o tomas tú las riendas? El momento en el que me indigno al escuchar o leer una noticia, me enfado y me altero, soy víctima; estoy dejando que me manipule una situación externa, cambiando mis emociones y mi actitud, y dejando que me influencie en el resto de mi vida (relaciones, paz interior, concentración en el trabajo, salud…).

Si quiero ser consciente y tomar las riendas de mi vida, las preguntas que tengo que hacerme son:

  • ¿hasta qué punto esto depende de mí?
  • ¿qué puedo hacer yo o qué puedo poner de mi parte para solucionarla o mejorarla?

Una vez que sepa lo que puedo hacer o lo que me apetece hacer o no en esta situación, ya puedo ponerme en acción en una dirección determinada. Ya no soy víctima, pues no me mueven “fuerzas” exteriores, sino que yo decido hacia dónde me muevo y por qué.

¿Qué está en tu mano?

Siempre hay cosas que están en tu mano, que dependen exclusivamente de ti. ¡Y son muchas!

Por ejemplo, en el tiempo de confinamiento, depende de ti lo que haces en tu día a día. ¿Ves muchas noticias, te lamentas, tienes miedo por lo que pasa y lo que pueda pasar? ¿Te entristeces, te deprimes, comes mal, estás de mal humor? Así eres una víctima y te quedas en ese estado.

Ahora bien, si aprovechas para hacer algo de ejercicio cada día, alimentarte bien, leer y aprender con vídeos y/o formaciones por internet, si dedicas tiempo a relajarte y a meditar, escribes o llamas a familiares y amistades, disfrutas de lo poco o mucho que puedas contemplar de la naturaleza a través de tus ventanas, … Entonces, si haces todo eso, ya no eres víctima, has tomado las riendas de tu vida, tú decides.

Tú decides

Las circunstancias exteriores, las decisiones de los políticos y de las autoridades, pueden imponer en tu vida ciertas condiciones. Pero de ti depende cómo te lo vas a tomar, cómo te va a afectar en tu interior. Lo exterior no te hace víctima: tú te victimizas por tu cuenta. Lo exterior es una circunstancia, más o menos agradable, que tiene el poder que tú le permites que tenga sobre ti.

Dedica tiempo a la reflexión. No sólo ahora, en esta época de confinamiento, sino haz de ello una práctica habitual. Para tomar consciencia de dónde estás, hacia dónde te diriges, qué quieres realmente en tu vida. Y esto en todos los aspectos que te importan. Y a partir de ahí toma decisiones. Actúa. Entonces estarás realmente tomando las riendas de tu vida, estarás aumentando tu consciencia, y te verás fluyendo por encima de las circunstancias, “surfeando la ola”.

Siempre se aprende y crece

Si miras hacia atrás en tu vida, descubrirás que las situaciones que te han hecho sufrir, a menudo son las que más te han hecho crecer. Si te mantienes con una consciencia elevada, tu crecimiento será mayor y más rápido, y tu sufrimiento será menor.

De ti depende. ¿Vas a tomar tú las riendas o vas a dejar que otros las tomen y te dirijan?

Logan G. C.

PD 1Objetivo Despertar está ofreciendo sesiones de Yoga y de Meditación online, vía una Escuela online creada para este propósito.

Hasta ahora se han colgado más de 40 sesiones de Yoga y 20 de Meditación. Cada semana se añaden nuevas sesiones. Además, en “Contenido Extra” comparto vídeos de asanas, enlaces a películas o a música, relacionadas con las temáticas de  Objetivo Despertar. Este es el enlace: https://vidroop.es/escuela/objetivodespertar/curso/5240

PD 2. Si quieres hacer alguna consulta acerca de los temas de Objetivo Despertar, o sugerir temas para próximos artículos o vídeos, puedes hacerlo a objetivodespertar@gmail.com

¡Gracias! 

Abrir chat
¿Tienes alguna pregunta?