La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Y si quieres recibir en tu correo las entradas semanales al nuevo blog de "El Faro de Objetivo Despertar", rellena y envía este formulario: 

3 TÉCNICAS DE MEDITACIÓN CORTITAS

Publicado 05/11/2015

La falta de tiempo es una excusa común para no sentarse a meditar o a relajarse. 

Con estas tres sencillas técnicas, ya no hay excusa para dedicarse unos momentos a sí mism@. La meditación no tiene por qué tener una duración larga, de una hora o más. Podemos aprovechar muchos momentos de nuestra vida cotidiana para conectarnos con nuestro interior. 

Prueba estas tres: 

- 10 respiraciones conscientes: siéntate cómodamente, con la columna recta, y relaja todo tu cuerpo. Observa tu respiración, de forma natural, cómo entra el aire y cómo sale, sintiendo el roce del aire por las fosas nasales, el movimiento del abdomen, e incluso sé consciente de esos momentos en los que la respiración se detiene unos instantes, al final de la inspiración antes de espirar, y al final de la espiración antes de inspirar de nuevo. Y ve contando tus respiraciones; si te has puesto como objetivo que sean 10, no dejes que nada te distraiga ni te haga parar, hasta completar las 10. A continuación, sigue con tus quehaceres, eso sí, con otra calidad, pues esta sencilla pausa te habrá centrado, relajado y hecho sentir mucho mejor. 

- 10 OMs: Si estás en un lugar que te lo permita, recita en voz alta el conocido mantra indio OM, 10 veces, dejando que se alargue el sonido, pasando gradualmente del sonido O a la M, inspirando profundamente y repitiendo el sonido con la siguiente espiración. Como ves, son también 10 respiraciones, como en la técnica anterior, sólo que aquí te centras en el sonido y la vibración que éste produce en tu cuerpo. Recuerda que el sonido se propaga muy bien en el medio acuático, y que nuestras células se bañan en ese medio; así, la vibración del sonido ofrece un suave masaje a nuestras células, beneficiándose especialmente las de nuestro cerebro. 

- 10 pasos muy lentos y conscientes: simplemente practica la extrema lentitud caminando 10 o más pasos, sintiendo cómo se apoya cada parte de tus pies, el reparto del peso, el equilibrio... Mantén tus manos unidas en el regazo y tu mirada fija a un metro y medio aproximadamente por delante de ti. 

Cualquiera de estas tres técnicas no te llevará más de cinco minutos, probablemente dos o tres, y podrás sentir rápidamente cómo este sencillo "parar" en algún momento de tu día, lo llena de calidad, consciencia, relajación y paz interior. Lo notarás tú y lo notarán a tu alrededor. Trayendo consciencia a tu vida te transformas y contribuyes a transformar el mundo que te rodea. 

¡Prueba una de ellas ahora! :)